Embarazo

La felicidad, a veces parece un término difícil de explicar, yo tengo el privilegio de ver ese estado plasmado en la cara de las recién estrenadas mamás que vienen a mi estudio, cada familia con su pequeña historia de la que formo parte un ratito convertido en imágenes que muchas me cuentan que no pueden dejar de mirar.

Ilusión, es lo que derrocha una mujer embarazada.  Las sesiones de embarazo son siempre divertidas, los futuros padres tienen ese noséqué que inunda el estudio de energía positiva y muchísimo amor.  Así consigo fotografías muy muy personales, cómodas y naturales que reflejan la tierna expectativa de cómo será vuestra nueva vida con uno (a veces dos) más.

Lo ideal para hacer las fotos de embarazo es que tu barriga tenga ya un tamaño considerable y redondita.  Conviene no esperar a las últimas semanas porque muchas mujeres tendemos a hincharnos (piernas, brazos, cara, boca) en la recta final, y es mejor no esperar a esa fase.  Cada embarazada tiene un proceso, por eso mi recomendación es hacer las fotografías entre la semana 28 y la 33, nadie mejor que tu para determinar cuál es el momento.

Deja un comentario